Diferencias entre el trabajo en grupo y el trabajo en equipo

¿Alguna vez se ha preguntado, si la dinámica de sus trabajadores es la mejor para su empresa?, ¿Cree que el trabajo en equipo es siempre la mejor opción?, ¿Cuándo merece la pena configurar un equipo de trabajo?

Empecemos por establecer las diferencias entre trabajar en grupo y en equipo. Ojo, esto es una comparativa de como se realiza el trabajo en ambas dinámicas, pero no quiere decir que una sea mejor que la otra. Cada uno de los modelos le servirá para propósitos diferentes. Además, tiene que tener en cuenta los recursos de los que dispone su empresa.

Trabajo en grupo

Esta dinámica se caracteriza por perseguir objetivos individuales, cada trabajador tiene su tarea asignada y la realiza con independencia de sus compañeros. Precisamente por eso, los trabajadores suelen mostrar un bajo nivel de compromiso hacia el trabajo que realizan. No hay una visión de conjunto.

Además, en este modelo, las tareas se distribuyen igualitariamente entre los trabajadores, sin mayores consideraciones. E igualmente, la consideración de la tarea que realiza el empleado se suele llevar a cabo mediante una evaluación de resultados.

Trabajo en equipo

Sin embargo, en el trabajo en equipo la dinámica es muy diferente. Para empezar, los equipos persiguen objetivos comunes y generan interdependencia. Obviamente, los miembros de los equipos realizan tareas individuales, pero éstas están estrechamente relacionadas con las que realizan sus compañeros y dependen los unos de los otros, en otras palabras, generan una sinergia. Por esa razón, el nivel de compromiso de los integrantes del equipo suele ser elevado.

trabajo en equipo

Así mismo, en los equipos de trabajo, las tareas se distribuyen en función de las capacidades y habilidades de sus integrantes. Esto les ayuda a realizar un buen trabajo de manera rápida y eficaz. Como última diferencia tenemos la evaluación de resultados. En los equipos, la evaluación no se realiza tanto por los resultados alcanzados, sino por el proceso que ha conducido a esos resultados.

¿Qué elegir?

Como hemos dicho antes, elegir entre ambas dinámicas dependerá de la tarea que deba abordar. De manera general hay tres aspectos que debe tener en cuenta:

La complejidad del trabajo. Hay tereas que sus trabajadores podrán afrontar de manera individual sin mayores problemas. Sin embargo, hay otras tareas para las que puede resultarle útil contar con más de un punto de vista.

Sinergia. Habrá ocasiones en las que le pueda resultar útil abordar una tarea desde múltiples perspectivas y con diferentes profesionales especializados. Debe evaluar la tarea y decidir si la acción conjunta hará que el todo sea mayor que la suma individual de las partes.

Interdependencia. En último lugar, evalúe si las tareas de cada miembro están unidas a las de los demás. Si el éxito del trabajo de cada miembro del grupo, depende del éxito de sus compañero, entonces, necesitará conformar un equipo.

close

Deja una respuesta